FAQS/DUDAS FRECUENTES
• CUIDADO DE LOS MUEBLES DE JARDÍN & EXTERIOR

Llega el sol, suben las temperaturas y con ellas nuestras ganas de pasar más tiempo al aire libre. Nuestros muebles de terraza o jardín han estado todo el invierno guardados, y ahora necesitan una puesta a punto. 
A continuación le damos las claves de como preparar sus muebles de jardín para el recibir al sol.
• MUEBLES DE MADERA

Quizás alguno de nuestros muebles de madera, más que una limpieza a fondo, necesiten una restauración. Si no realizamos la tarea antes de guardarlo es posible que ahora necesite un lijado rápido y una capa de barniz. 
También podemos aplicar un producto protector decorativo con color especial para madera. Si por el contrario, nuestros muebles están en perfectas condiciones y solo han acumulado polvo, aplicaremos un jabón de pH neutro diluido en agua. 
Si tenemos manchas que no se quitan, prueba a lijar con una lija suave, con mucho cuidado.
Para los muebles plegables, puede aplicar una capa de vaselina en las bisagras para protegerlas.
• MUEBLES METÁLICOS

El principal problema de los muebles metálicos, aunque son muy resistentes, son las manchas de óxido.
Para eliminar la erosión provocada por el agua tendremos que realizar una tarea de restauración.
Por ejemplo, para restaurar una silla de hierro primero la limpiaremos a fondo, después la lijaremos y por último le aplicaremos una capa de pintura. 
Es importante proteger los muebles metálicos con productos antioxidantes, para prevenir las manchas. 
Si los muebles son de aluminio, con un poco de agua jabonosa será suficiente para su limpieza.
• MUEBLES DE FIBRA & RATTÁN

El principal problema de estos muebles es la acumulación de polvo en el trenzado.
Para eliminarlo, lo más sencillo, es utilizar una aspiradora con buena potencia.
Después puede frotar con una esponja humedecida en agua y sal. De nuevo, el vinagre será un aliado para eliminar las manchas más resistentes.
Por último, seque cuidadosamente con un paño de microfibra; además, puede aplicar un barniz incoloro que los proteja de las inclemencias climáticas. 
• CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE SUS DECKS DE MADERA EXTERIOR

El suelo de madera exterior, el que denominamos deck, es el que más sufre las inclemencias del tiempo como la humedad, los cambios de temperatura, el viento, los rayos UV, por ende su cuidado y mantenimiento son esenciales para prolongar su aspecto y su uso.
La mejor manera de saber si la madera necesita una reparación es viendo si su color es gris y opaco, señal de degradación debido a la meteorización por agentes atmosféricos. El daño comienza con la pérdida de brillo de la superficie, sigue con la desintegración superficial, perdiendo una de las dos funciones más importantes de los recubrimientos, que es la decoración; después perderá la función básica del recubrimiento, la protección, con la aparición de grietas y roturas.
Algunos consejos para evitar el deterioro de la instalación de deck exterior, de los suelos de madera para exteriores, son estos:

• Elección de la Madera:

Parece una obviedad pero lo primero que hay que saber al colocar un pavimento de madera en exteriores es que no todas las maderas son adecuadas para este uso.
Su exposición a los agentes degradantes de la madera son máximas, ya sean bióticos (insectos) o abióticos (agua, rayos ultravioleta, viento…). Por lo tanto debemos utilizar maderas que sean resistentes a estos agentes, o lo que es lo mismo, que sean durables por su propia naturaleza.
En la elección de maderas para el deck debería tener en cuenta las maderas duras, ya que tienen un mejor comportamiento ante la absorción y pérdida de agua (la madera es un material higroscópico, capaz de absorber y exudar humedad), así como ante los rayos UV. Las maderas tropicales son las que mejor aguantan en intemperie.
Otra opción son las tarimas sintéticas, como las que ofrece Greenwood, que son superficies fabricadas con mezclas de madera y polímeros, más económicas y duraderas.
No menos importante en las tarimas de exterior son la planimetría y la rigidez del pavimento para evitar tropiezos y accidentes a causa de la deformación de tablas torcidas o arqueadas.
Por ello es preciso utilizar madera de especies forestales que garanticen la máxima estabilidad ante variaciones higroscópicas. La madera siempre debe estar fijada al soporte de la manera más sólida y segura, lo más idóneo es la fijación mecánica a la cara. Así se garantizará su indeformabilidad.
Un pavimento debe servir para transitar sobre él, y por eso la madera elegida debe ser resistente a la abrasión y dura para soportar los tacones de las personas que pisarán este pavimento.

• Tratamiento:

Si partimos del uso de una madera durable, estable, resistente a la abrasión y dura podemos protegerla y realzar su belleza de una forma más sencilla.
El mantenimiento de un pavimento de madera exterior debería realizarse una vez cada cuatro o cinco meses, aunque también debería realizar una limpieza frecuente con un paño húmedo, lo que prolongará la conservación del deck durante más tiempo. La frecuencia dependerá siempre de la ubicación del pavimento con respecto al sol y los distintos agentes degradantes y de la zona geográfica.
Para la mejor conservación de la madera de exterior también debemos utilizar protectores de probada eficacia.

El tratamiento habitual para cuidar los suelos de madera exterior suelen ser dos:

- Aceites.
- Protectores acrílicos.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes:

• Aceites:

Los aceites nutren y alimentan la madera. Se aplican fácilmente pero no todos los aceites actúan de la misma forma en todas las maderas.
Es preciso realizar pruebas de penetración, fijación y compatibilidad, que puede comprobarse fundamentalmente en el secado del aceite.
Los aceites en general no incorporaban antes filtros solares lo que impedía una eficaz protección ante los rayos ultravioletas. Es importante verificar que el aceite que usemos disponga de filtros solares de protección eficaz.
Otro inconveniente de los aceites es su escasa resistencia a la abrasión, además de su lavabilidad, algo que provoca que la duración del tratamiento protector es limitada.
En contrapartida, la aplicación y renovación por medio de aceites es rápida y fácil, y si fuese necesario realizar una limpieza sería mucho más sencillo.

• Protectores Acrílicos:

Los protectores acrílicos se disuelven generalmente en agua, contienen resinas y filtros solares por lo que se fijan más tenazmente y resisten mucho más a los rayos ultravioleta. También resisten al agua ya que los protectores acrílicos de alta calidad son hidrorepelentes.
Su resistencia a la abrasión es superior y por lo tanto la duración del tratamiento es muy superior a la del aceite.
El principal inconveniente es su limpieza y renovación ya que si bien el mantenimiento regular es necesario (de 10 a 18 meses según la orientación y zona geográfica), en ocasiones pueden acumularse capas de protector que terminan por ocultar la madera original. Es estos casos se requiere un decapado y una total eliminación de esas capas con un proceso meticuloso y ciertamente profesional para garantizar un resultado óptimo.
El aceite hay que reponerlo en el suelo de madera en el momento en el que se aprecie su desaparición o simple degradación. Sin embargo, con el protector acrílico conviene establecer una agenda sistemática de tratamiento.
El problema más frecuente viene dado por la falta de frecuencia idónea en los procesos de reposición y mantenimiento. Nos saltamos los tratamientos marcados y el pavimento termina con meteorización (poniéndose gris) o incluso las capas superpuestas del protector acrílico pueden cuartearse.
Si el pavimento instalado está correctamente seleccionado e instalado recuperar su aspecto inicial requerirá de un decapado y limpieza profesional, pero se podrá recuperar mediante procedimientos mecánicos (sin lijar) de una forma rápida, limpia y sin residuos. Una vez recuperada la superficie opte por un tratamiento fácil -aceites- o duradero -protector acrílico-.
En todo caso sería bueno ponerse en manos de profesionales acreditados.

Síganos en:

E-Mail:

delarbolmaderas@gmail.com

Tel.: + 54 11 4 744 6791

Tel.: + 54 11 4 744 7340

Dirección:

Av. del Libertador 2698

CP: 1644 | Punta Chica | Victoria

Buenos Aires | Argentina

Copyright (c) del-arbol.com.ar

Fábrica de Muebles de Jardín, Exterior e Interior